Entrada destacada

jueves, 4 de diciembre de 2014

OSCE IN SWITZERLAND: ABOUT RUSSIA AND UKRAINE

La cumbre de la OSCE aborda la crisis entre Occidente y Rusia por Ucrania

3/12/2014, 13:32 EFE, RUSSIAN BEYOND THE HEADLINES




Unos 50 ministros de Exteriores de los países de la OSCE se reúnen en la ciudad suiza de Basilea mañana y el viernes para debatir sobre la situación de Ucrania y tratar de acercar posiciones en la mayor crisis entre Occidente y Rusia desde la Guerra Fría.

"En comparación con años anteriores, es la conferencia con el mayor número de ministros", declaró a Efe en Viena el portavoz de la presidencia suiza de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europea (OSCE), Roland Bless.

Esto se debe a "la grave crisis en Ucrania", reconoció el portavoz, que indicó que los ministros de Exteriores de EEUU, Rusia, Ucrania, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España, entre muchos otros, participarán en el encuentro.

Esta conferencia se celebra cuando las relaciones entre EEUU y la Unión Europea (UE) con Rusia están en su punto más bajo desde la Guerra Fría, con Moscú sometido a sanciones por su anexión de Crimea y su respaldo a los separatistas en el este de Ucrania.

La OSCE está formada por 57 Estados y cuenta también con 11 socios en el sur del Mediterráneo, Oriente Medio, Asia y Oceanía, como Argelia, Egipto, Israel, Marruecos, Afganistán, Australia y Japón, entre otros.

La organización con sede en Viena promueve el Estado de Derecho, la democracia y los derechos humanos, y es el único foro regional de seguridad que sienta a la misma mesa a EEUU, Rusia y todos los países de la UE.

Entre los participantes en el encuentro ministerial está también la nueva jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, según la presidencia suiza de la OSCE.

Ucrania será el principal asunto de la reunión mañana, mientras que el viernes el debate girará sobre el combate contra el terrorismo internacional, incluido el yihadismo.

La cita estará también abierta a que las delegaciones expresen sus preocupaciones sobre seguridad, derechos humanos y democracia.

Antes del inicio oficial de la reunión el jueves por la mañana, los ministros de la OSCE tendrán esta noche una cena informal en Basilea, aunque la presidencia suiza no pudo facilitar ni el número de los participantes ni los nombres.

Esa reunión informal cerrada a la prensa estará moderada por el presidente de turno de la OSCE, el ministro suizo de Exteriores Didier Burkhalter.

Fuentes diplomáticas explicaron a Efe que la posibilidad de alcanzar una "Declaración ministerial conjunta" al término de la conferencia es muy escasa y que, en caso de no lograrse, la presidencia suiza recogerá en un documento los puntos de vista expresados.

El portavoz de la presidencia suiza explicó a Efe que en los últimos años no se ha conseguido una declaración conjunta, la última es de 2002, pero no quiso "especular" sobre si se podría alcanzar un consenso.

La OSCE funciona por unanimidad, lo que supone que el voto negativo de uno solo de sus miembros es un veto sobre cualquier decisión.

En 2010, la OSCE acordó una "Declaración conmemorativa" en una reunión de jefes de Estado y de Gobierno en Astaná, por los 35 años del Acta Final de Helsinki, que supuso el embrión de la actual organización.

Tras la caída del presidente ucraniano Víktor Yanukóvich por las protestas proeuropeas, Rusia se anexionó en marzo la península ucraniana de Crimea y los combates entre fuerzas leales a Kiev y separatistas prorrusos en el este del país han dejado casi 4.500 muertos desde abril.

Para EEUU y la UE, la anexión rusa de Crimea es una violación flagrante de principios fundamentales de la OSCE, como la integridad territorial. Moscú argumentó que con su acción pretendía proteger a la población rusófona en la península.

Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto tres tandas de sanciones económicas y diplomáticas contra Rusia por esa anexión y por su apoyo a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

La OTAN ha acusado a Rusia de apoyar con armamento pesado a los separatistas, algo que Moscú ha negado.

La OSCE tiene desplegada en el este de Ucrania una misión de observación que vela por el cumplimiento del frágil alto el fuego acordado en septiembre.

El operativo internacional cuenta con unos 320 efectivos, que se espera aumenten hasta 500 en las próximas semanas.

Para velar por la seguridad de la conferencia, Suiza ha blindado Basilea con mil policías y 3.600 militares, lo que ha causado las críticas de algunas organizaciones civiles, que han llamado a manifestarse contra el cónclave.