Entrada destacada

lunes, 28 de marzo de 2016

UBER YA SE DEBATE EN LA CULTURA ANTICAPITALISTA ARGENTINA





TRANSPORTE URBANO
Uber anuncia el desembarco en Argentina y empieza la polémica

La app ya funciona en 400 ciudades en todo el mundo y 30 de América Latina

DIARIO EL PAIS, MADRID, RAMIRO BARREIRO, BUENOS AIRES, 28/3/2016.
Uber Argentina

Argentina no podía ser indiferente a un problema mundial. El desembarco de la aplicación de transporte inteligente Uber ya genera polémica desde que hizo pública su convocatoria de choferes para comenzar sus operaciones en forma “inminente”. Ese es el plazo que indicó la Gerente de Comunicación que la firma tiene en el Cono Sur. Los gremios de taxistas ya preparan movilizaciones para los próximos días. “Vamos a dar la pelea que corresponda, a todo nivel”, coinciden.
México y Uruguay fueron los últimos casos resonantes de un problema que ya parece ser un clásico para Uber: poder desembarcar en los países de América Latina. A partir del anuncio realizado en Argentina, donde comenzaron a convocar choferes, los taxistas pusieron el grito en el cielo.
El aviso se publicó en la página de Facebook de Uber, en el que también establece los requisitos para ganarse el empleo. Entre ellos, poseer una licencia de conducir y ser mayor de 21 años; tener al día la oblea que brinda el seguro automotor; presentar un certificado de antecedentes penales (en Argentina tiene un costo de 150 pesos, unos 10 dólares, que luego son reembolsados por la firma); tener un vehículo modelo 2009 en adelante, con cuatro puertas, espacio para valijas y aire acondicionado, entre otras cosas.
“No tenemos todavía una fecha de inicio de operaciones, pero la llegada de Uber es inminente. Vamos a hacer el anuncio cuando llegue ese momento. Por ahora estamos compartiendo información sobre cómo funciona Uber, qué es y qué no es. Queremos entender el interés y la disponibilidad de los argentinos que están buscando nuevas oportunidades económicas con la autonomía y flexibilidad que Uber ya brinda a socios conductores en más de 400 ciudades alrededor del mundo, más de 30 de ellas en América Latina”, fue el escueto comunicado a los medios firmado por Soledad Lago Rodríguez, Gerente de Comunicación de Uber para Cono Sur.
Por lo pronto el conflicto parece haber logrado algo hasta ahora inédito en esta nueva etapa política de Argentina: unir a las centrales obreras más antagónicas, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), en pos de derrotar a un enemigo en común.
“Nosotros no estamos muy felices por este desembarco porque creemos que no vienen a competir con armas legales, que es lo que pedimos para que funcionen estos servicios. Uber no viene a generar puestos de trabajo ni a pagar impuestos; no viene a generar ninguna bonanza, más bien todo lo contrario, y pone en riesgo 100.000 puestos de trabajo en todo el país”, manifestó a EL PAIS Jorge Celia, presidente de la Sociedad de Propietarios de Automóviles con Taxímetro (SPAT).
Celia también remarcó que “no es solo un problema de los taxistas sino un problema del transporte público de pasajeros. Por lo que haremos los esfuerzos desde lo legal y también en la calle”. En ese sentido, los múltiples gremios de taxistas que existen en Argentina discuten por estas horas una o dos movilizaciones previas a la que ya estaba preparada para el 6 de mayo.
En la misma sintonía está la Asociación de Taxistas de Capital (ATC). Su secretario general, Luis Fernández, fue contundente: “Nosotros estamos totalmente en contra y vamos a resistir el trabajo ilegal porque esto no está permitido por la legislación argentina. Hay un marco de regulación que protege la actividad del taxi y nos crea obligaciones y deberes”. En la ciudad de Buenos Aires, existen alrededor de 60.000 choferes de taxi.
Uber fue creada en 2009 en Estados Unidos. Enseguida cobró un inusual éxito por su comodidad y la seguridad que genera no tener que manejar dinero, dado que el vehículo se pide por una aplicación móvil y se abona con tarjeta de crédito. Sin embargo, la principal ventaja son las tarifas, menores a las de un taxi convencional.
En Sudamérica el servicio ya está disponible en varias ciudades de Colombia, Brasil, Perú, Chile y Uruguay. Tanto en ese último país como en Francia la aplicación suscitó controversias con los taxistas -que lo consideran una competencia desleal- y también con autoridades locales en ciudades donde hay un vacío de regulación para ese tipo de servicios.
“No nos paraliza que Uber superó los conflictos en Europa y en buena parte de América Latina”, desafió Fernández, “nosotros no estamos en oposición al avance tecnológico pero todo eso debe ser dentro del marco de regulación, respeto a las normas laborales y el código de transito nacional y de la Ciudad. Estas empresas no crean ningún puesto de trabajo y solo vienen a interferir una actividad que tiene un servicio de excelencia, con coches que no tienen más de 5 años de antigüedad y choferes que tienen cursos de especialización. Seremos parte de una lucha más contra este tipo de empresas, con las que no estamos dispuestos a conciliar nada. Vamos a dar la pelea que corresponda, a todo nivel”.

JOE LEWIS O EL PREJUICIO ANTICAPITALISTA ARGENTINO

La verdad oculta para los medios nacionales, hoy alarmados junto a algunos políticos, porque este multimillonario británico que vino a poblar, dar trabajo e invertir en tierras argentinas y se quedó en los peores años recientes, le prestó el helicóptero y hospedó al Presidente Macri la última semana en la Patagonia.

Joe Lewis, el magnate que es dueño de Lago Escondido.

Joe Lewis, 5 verdades sobre el billonario ingles que desembarcó en la Patagonia

EL BOLSONWEB, 11/3/2008.


Lewis fue calificado 369 en la lista Forbes de las Personas más ricas del mundo de 2007. Lewis fue clasificado como la 16ª persona más rica en British Sunday Times Rich List 2007. Joe Lewis, ocupa el 6to lugar entre las fortunas privadas del Reino Unido. 



Joe Lewis (Joseph C. Lewis) (Nació en el este de Londres) es un billonario, cuya principal residencia se encontraría en Lyford Cay, Bahamas. 


Informa la Revista Gente: Cuando un periodista británico le conultó como prefería verse reflejado en los medios, Lewis fue tajante: “En los medios me gustaría no aparecer”. A diferencia de tanta gente poderosa, rica y famosa, como Luciano Benetton o Ted Turner, por citar a otros dos personajes que han decidido invertir su dinero en el sur argentino, Lewis evita la publicidad. Prefiere cultivar un férreo bajo perfil. Así, viaja por el mundo disfrutando de los beneficios del anonimato. Sin embargo, más de un lugareño de El Bolson asegura haberlo visto paseando como un vecino más.
Según Forbes (Prestigiosa revista de negocios):
«Country Of Citizenship: United Kingdom

Residence: Lyford Cay, Bahamas, North America
Ocupación: Finanzas
Lewis hizo su riqueza inicial de la ampliación de empresas de catering de la familia, a continuación, con la venta de bienes de lujo para los turistas y, por último, moviéndose hacia el comercio de divisas en la década de 1970 - lo que resulto en traslado a las Bahamas. Lewis actualmente es el principal inversor en Tavistock Group, que posee más de 100 empresas, tales como el Tottenham Hotspur FC Y el SK Slavia Praga.
Lewis es un importante inversor en ENIC Deportes PLC, dirigido por Daniel Levy, el Presidente del Tottenham Hotspur. El Grupo de Tavistock recientemente vendió su empresa de comercio de divisas HotSpot FX de 77 millones de dólares. 
Lewis, casado, con dos hijos, tiene casas en todo el mundo en las cuales es capaz de satisfacer su pasión por el golf. Lewis organiza la Copa Tavistock cada mes de marzo en Florida, obteniendo millones de dólares para caridad, y es propietario de los dos clubes que compiten: El Lake Nona club (residente Ernie Els) y el Club de Isleworth (residente Tiger Woods). Lewis también ha impulsado el crecimiento y desarrollo de la biotecnología y las nuevas ofertas para el cuidado de la salud a la Florida Central.

Con su apoyo filantrópico, Lake Nona del Tavistock Group de 7000 acres (28 Km. ²), un plan maestro de desarrollo de la biomedicina, es el nuevo centro de investigación y educación de relieve por la Central Florida's College of Medicine and Healthcare Campus el Burnham Institute for Medical Research, La University of Florida Research Center, El Veterans Affairs Medical Center y Nemours Children's Hospital, todas  instalaciones importantes dentro de esta comunidad.
El 10 de septiembre de 2007, fue noticia por el pago de $ 860.4 millones por un 7 por ciento en Bear Stearns juego que le hizo ser el más grande accionista.
Él es más conocido recientemente por lanzar una partida de 70 millones de inversión en el desarrollo de la propiedad búlgara.»
Fin del informe de Forbes

Lewis en El Bolson, Patagonia Argentina:
Sentido de pertenencia: “Nosotros indefectiblemente, indiscutiblemente formamos parte de la Comarca Andina, no solamente por una cuestión geográfica o territorial, nosotros sentimos que formamos parte de la comunidad de El Bolson desde hace 12 años a esta parte.”, señala Dalila Pinacho, vocera de Lago Escondido.
Respeto a la tradición argentina: Lewis, en persona, acompaña cada año a sus jinetes (famosos por lucir caballos con aperos relucientes y muy bellos) en la Fiesta de la Tradición Argentina que se realiza en El Bolson, como muestra de respeto hacia la nación donde posee una de sus propiedades. Realmente se puede ver en su expresión que disfruta de esta actividad.
En 1996, Joe Lewis compró un predio de 12 mil hectáreas a 30 kilómetros de El Bolson (sur de la provincia de Río Negro), lugar que llamó Lago Escondido (Hidden Lake).
A orillas del Lago homónimo, Lewis construyó una esplendorosa mansión de 3.600 metros cuadrados.
Cabe señalar que las instalaciones destinadas al personal del campo fueron especialmente diseñadas para la comodidad de los trabajadores los cuales desarrollan diversas actividades de mantenimiento en el predio. Ellos disfrutan de: Cabañas particulares, una lujosa sala de estar comunitaria, un gimnasio con todo el equipamiento, canchas de paddle, rugby, atletismo y fútbol.
Profesionales médicos visitan regularmente Lago Escondido para brindar atención gratuita a los empleados del magnate. Además del sueldo, Lewis brinda a su personal asistencia en múltiples aspectos como educación y alimentos.
All About Kids
Es un edificio construido al ingreso de Lago Escondido, con la específica función de compartir y brindar un espacio a la comunidad. El imponente complejo ocupa 4200m², contando con una sala central de 800m² por 17 metros de alto. Además, posee instalaciones para hospedar hasta 50 personas. Esta edificación contempla todos los servicios: Salones de usos múltiples, microcine, comedor, gimnasio, cancha de fútbol, pista de atletismo y cancha de paddle (todo con dimensiones reglamentarias).
El lugar es un centro de convenciones, preparado para congresos, actividades educativas o artísticas, capacitaciones, recreación y deportes. Esta orientado principalmente a los niños de la región a quienes, por estas horas, se les ofrece en forma gratuita, talleres de computación,  ingles, plástica, comunicación, actividades deportivas y música. (Estos cursos en particular están destinados a niños de escuelas rurales).
All About Kids (Todo sobre los chicos) es la máxima expresión de lo que Joe Lewis llama “compromiso compartido” con la comunidad.
Año tras año Lago Escondido organiza actividades para los niños, artísticas y culturales. En el Día del Niño All About Kids se viste de fiesta.
Explica Dalila Pinacho, encargada de relaciones institucionales de Lago Escondido: En los eventos, “nosotros actuamos como anfitriones brindando la infraestructura que tenemos y todo aquello que podemos ofrecer, así como nuestra gente que está entrenada para brindar una óptima organización.”


Dalila se maravilla por la diversidad que convocan los espectáculos o eventos culturales en All About Kids. “Nosotros aspiramos a la diversidad, la respetamos. Hemos sido muchas veces discriminados pero en la entrada a nuestra casa no discriminamos a nadie. También es cierto que algunas personas que vienen, sabemos y nos consta, no nos han querido durante mucho tiempo sin ningún motivo justificable. Sobre esto hubo muchos comentarios y sorpresas. Para nosotros ha sido muy grato. Son todos bienvenidos. A nadie le cerramos las puertas. Ni tampoco a aquellos que nos han injuriado, que nos han insultado, tampoco les dijimos: “vos no podes entrar porque hablaste mal de nosotros, mentiste”. Nosotros no hemos tenido jamás esa actitud discriminatoria. Ni la vamos a tener.”


Extractado de una entrevista para BWN Patagonia:
Diego Mur: Hoy Uds. mandan gacetillas de prensa con los eventos que realizan. ¿Antes realizaban actividades también? 


Dalila Pinacho: Somos y seguiremos siendo lo que siempre fuimos, con una sola diferencia, hoy por hoy nos comunicamos más. Hoy, contamos lo que hacemos. Antes, también lo hacíamos pero nosotros no lo difundíamos y aparentemente nadie lo hacia, tampoco…
Dalila explica que durante cierto periodo Lago Escondido dejó “espacios libres” en el ámbito de la comunicación, “para que la gente actuara con libertad y dijera lo que le pareciera, nos había parecido el mejor camino”, Lago Escondido decidió callar con la convicción de que serían conocidos por sus acciones “…con el tiempo nos van a ir conociendo...” y por eso callaron aún ante las innumerables mentiras y fábulas.
Según Pinacho, Lago Escondido soportó injurias, muchas mentiras dolorosas e incluso de carácter personal a cerca de Joe Lewis, “que lo único que ha querido es convivir pacíficamente en esta comunidad y brindarse a ella como un vecino más. Muchos aprovecharon la oportunidad del “silencio de Lago Escondido”
“Muchos aprovecharon que nosotros no saliéramos a retrucar, para mentir y para mantener mentiras. Y como siempre las mentiras tienen patas cortas, hoy mucha gente que se ha decidido a hablar y a decir la verdad mostrando un hecho objetivo: Que en realidad, ésta es la casa de un señor, que lo único que hace es abrir las puertas. No sé cuantos señores argentinos abren las puertas de sus casas para que todo el mundo entre, pasee, disfrute, no se si hay alguno. Lo único que sé es que Lewis es así. Y que no necesita abrir las puertas de su casa para que la gente pueda acceder al Lago Escondido. 
Al espejo de agua se puede acceder por el camino público, por la servidumbre de paso a la que llega por un camino de montaña, porque el Lago Escondido está escondido entre las montañas...”, afirma Dalila Pinacho.

El sistema de “compromiso compartido”
Si el proyecto que se plantea a Lago Escondido redunda en beneficio de la comunidad, en forma directa o indirecta se evalúa su viabilidad.
Ejemplos: Se han realizado congresos de medicina para capacitar a médicos locales en All About Kids. “Obviamente esa capacitación nos va a servir a todos los que pertenecemos a la comunidad y que somos atendidos por esos médicos, en ese caso Lago Escondido aporta su parte.”, señala Pinacho. “En la medida que esa capacitación vuelva a la comunidad, ésta va a ser la beneficiada directa con eso, entonces, hay algunas cosas en las cuales nosotros hacemos nuestro aporte -que no es menor- como prestar el centro de convenciones y brindar este acompañamiento.”
¿El sistema de compromiso compartido, entonces, qué significa?
Que todos nos comprometemos, en mayor o en menor medida. Joe Lewis afirma que no importa el aporte que uno haga, lo importante es que haga un aporte, en la medida de la billetera que tiene.
“No sé es mas o menos generoso porque se sea más rico o más pobre.”, expresa Dalila citando a Lewis, “Todos podemos ser solidarios con lo que tenemos, poco o mucho. El que presta una bicicleta, el que canta a beneficio en una fiesta para los chicos o baila en la fiesta de los jubilados no es menos generoso que el que presta un salón de 800 mts.2. “La generosidad esta en la disposición del corazón y no en el tamaño de la billetera o la cantidad de ceros que tenga una suma…”
”Cuando alguien solicita una ayuda para su proyecto se le pregunta: nosotros hacemos esto por la comunidad, ¿ustedes qué van a hacer por la comunidad?
Entonces viene el ofrecimiento del otro hacia la comunidad. No importa el monto de ese aporte, sino que sea lo que uno pueda dar.”

5 importantes verdades sobre LEWIS
1) El dinero viene del exterior, Lewis viene a invertir y genera trabajo (mientras muchos argentinos llevan su dinero al exterior):
Emplea 135 familias de la zona.
Ha donado equipamiento al hospital de El Bolson.
Ha donado ambulancias importadas de EEUU.
Contribuye constantemente apoyando y financiando eventos gratuitos en Lago Escondido.

2) Lewis y los mapuches:
Alejandro Huenchupan, líder de una comunidad mapuche señala: “Algunos critican porque un extranjero tiene tanta tierra. Pero Lewis compró con papeles y habilitado por la Ley. En Lago Escondido la mitad de los empleados son hermanos de la comunidad mapuche. Están orgullosos de trabajar allí, y cobran bien y a tiempo.”
3) Lewis y la comunidad de El Bolson:
Lo llaman “El Tío Joe”. El jefe de bomberos local resaltó: “Cuando necesitamos algo, pensamos en Lago Escondido, es inevitable”, Mónica Martínez, que trabaja con niños cadenciados señala: “Gracias al Sr, Lewis pudimos comprar camas y cunas para el hospital de El Bolson. Siempre están atentos a las necesidades, les estamos muy agradecidos”
Un importante comerciante de la comunidad de El Bolson: “Sobre Lewis corren muchos prejuicios injustos… Hay gente que parece estar en contra del progreso. Joe ha ayudado mucho en nuestra comunidad. Antes de su llegada, si que nadie conocía el Lago Escondido, explica Juan Martínez propietario de Supermercados El Chaqueño.
4) Lewis fomenta las actividades deportivas
En Lago Escondido se desarrollan diversas actividades deportivas: Entre otras, Campeonato de Futbol, carreras de Karting de APKA, en el kartodromo del predio, endurance, futbol infantil.
5) Lewis contribuye a la educación
En All About Kids se realizan entre otras actividades: conferencias, convenciones, talleres educativos para todas las edades, exposiciones artísticas, congresos para productores o artistas.
Diego Mur
BWN Patagonia

jueves, 24 de marzo de 2016

AUTOCRITICA NORTEAMERICANA DE LOS SETENTA Y, POR CASA CÓMO ANDAMOS?



Me juré no escribir sobre el pasado argentino, primero porque es pasado y segundo, porque es doloroso, pero sin sentido, ya que aquí no hubo Guerras Mundiales ni de otro tipo, que justificaran tal grado de agravio, odio o sufrimiento crónicos. Pero como en el día de ayer, leí y escuché infinidad de reclamos y críticas al contenido de la autocrítica (apropiada y medida) que hizo Obama respecto a la intervención norteamericana en América Latina, en los años setenta, en plena Guerra Fría, tal hipocresía argentina me provocó de tal modo que he aquí mi reflexión. 

Precisamente, el 24 de marzo de 1976 y todo el pasado de golpes de Estado y quiebres institucionales que tuvo Argentina desde 1930, se puede explicar por ese mismo grado de hipocresía y del que todavía se hace gala, buscando chivos expiatorios, terceros culpables como las potencias o relatos tremendamente sesgados, donde hay "buenos"y"malos". En efecto, hasta el momento, si bien Argentina avanzó en la búsqueda de responsabilidades militares a lo largo de estos 33 años de democracia, desde los juicios a las Juntas del llamado "Proceso de Reorganización Nacional" en la era Alfonsín hasta la el año pasado, aun con vaivenes (leyes de Obediencia Debida, Punto Final, indultos, juicios a ex oficiales, etc.), superando "la memoria, verdad y justicia" de las transiciones de no pocos países en el mundo al respecto (la España postfranquista, la Brasil y la Uruguay post 1980, la Chile postpinochetista, entre otros), no puede afirmarse que LA TOTALIDAD DE LA CLASE POLITICA DIRIGENCIAL argentina, incluyendo la sindical y empresaria, haya hecho su "mea culpa" acerca de ese pasado ominoso.


Como tengo hijos y alumnos de la misma edad y he comprobado in situ, el grado de ignorancia y distorsión de la realidad histórica que poseen y han padecido durante estas décadas, paso a detallar mis reflexiones:

En primer lugar, el golpe del `76, amén de que contó con el consabido "consenso" social, dado el caos y desgobierno heredados de la Presidencia de la tristemente célebre "Isabelita" Perón -desde hace décadas, "becada" por todo el pueblo argentino en Madrid-, fue el corolario de una larga cadena de defecciones civiles que se remontan al corporativismo nacionalista y militarista de los años treinta. El largo ciclo golpista argentino, no es responsabilidad exclusivamente de los militares, en todo caso, sí víctimas de su desprofesionalización y manipulación por parte de los políticos desde la injerencia yrigoyenista en ascensos y retiros en los años veinte, sino de la propia dirigencia política cuyos rasgos de facciosidad, particularmente con el ascenso político de Perón -ex militar- y mezquindad, condujeron al país a un triste ocaso institucional y por ende, económico y social. No puede haber "malos" y "buenos" en esa historia, porque sencillamente, los golpes fueron las "salidas" que buscó una dirigencia acorralada por su propia torpeza, logrando en los militares, los intérpretes o ejecutores igualmente torpes y corruptos. Tampoco siquiera se salvan de la culpa colectiva, otros actores como la Iglesia Católica, el sindicalismo o los empresarios. Todos, en mayor o menor medida, son corresponsables de la debacle institucional y moral de la Argentina, a lo largo de todo un período histórico, donde paradójicamente, el país no sufrió guerras mundiales en su territorio, podría haberse beneficiado como pensaba Perón, de los conflictos externos y ajenos y, por el contrario, se enfrascó en disensos suicidas. El colmo llegaría con el final del gobierno militar que emergió en 1976, cuando el "majestuoso" -según la Revista Time de la época- General Galtieri, nos conduciría a una guerra absurda en abril de 1982 contra la mismísima OTAN. 

En segundo lugar, y como casi todos antes, ese último golpe era absolutamente evitable. Perón había regresado al país, comprendía la necesidad de pacificarlo y todos sus rivales, incluyendo el líder de la UCR Ricardo Balbín, estuvo dispuesto a apoyarlo. Pero esta vez, era el peronismo el que ya estaba tremendamente dividido en dos facciones irreconciliables, la "derecha" y la "izquierda" y ambas nos llevarían a un fenomenal baño de sangre de tres años, agudizado por la muerte de Perón y la inclinación de Isabelita hacia el ala "loperreguista" y de la "Triple A", organización parapolicial de extrema derecha. Cuando Balbín pacta la salida militar con Videla, la suerte de la viuda de Perón estaba echada pero con una mayor paciencia colectiva y la convocatoria a elecciones en meses cercanos, ese "exit" hubiera sido institucional. Primó el egoísmo dirigencial, el peronismo no puede omitir su papel en la crisis y mucho menos la oposición, que luego mayoritariamente, cubriría cargos locales y algunos nacionales en el futuro elenco golpista.

Tercero, no debe sobredimensionarse el papel de Estados Unidos. En plena Guerra Fría, el enfrentamiento con la URSS y su satélite, Cuba, era real y obviamente, la intervención cubana en Argentina databa de los años sesenta, lo cual justificaba el papel americano, aunque paradójicamente, el golpe de 1976 no tuvo la misma trascendencia o el mismo significado político y estratégico para Washington que su similar tres años antes, en Chile. En el país trasandino, hubo una experiencia socialista (en tensión permanente con el orden democrático) con Allende en el poder y un gobierno americano contemporáneo como el de Nixon-Kissinger,  que a su vez, afrontaba en casa, dos procesos políticos durísimos como la salida de Vietnam y el escándalo Watergate. Todo ello, de algún modo, justificaba que Estados Unidos hubiera actuado como actuó en el caso chileno y éste se erigiese en una especie de triste "leading case". Pero tres años más tarde, con Gerald Ford a la cabeza de un gobierno de transición, considerando que en Argentina jamás hubo una experiencia socialista y tampoco en ese momento, ya eran los Montoneros o el ERP, fuerzas irregulares capaces de obtener el poder -recuérdese el exitoso Operativo Independencia en Tucumán de 1975, urgido por el propio gobierno de Isabel-Luder- y habiendo además, alternativa institucional al golpe, Washington no creyó oportuno intervenir ni tampoco inclinar la balanza hacia el elenco golpista. Este ni siquiera le hubiera garantizado la defensa de los intereses estratégicos americanos en la zona, como quedó demostrado luego en la Navidad de 1978, en ocasión de la absurda y peligrosa guerra que a los argentinos se les ocurrió declarar a los chilenos y mucho más aún, cuatro años más tarde, con la conflagración de Malvinas, generando dos tensiones innecesarias en el Atlántico Sur, lo que incomodaba sobremanera a los americanos. La presencia del Almirante Massera, un nacionalista admirador de Perón y la autonomía estructural de los militares argentinos, ya habituados a alejarse de Washington desde los bloqueos de armas en los años cincuenta, por el castigo impuesto a Argentina por su tardía declaración de guerra a la Alemania de Hitler, no garantizaban a Washington, aliados como sí podían ser los militares chilenos. La llegada al poder de la Administración Carter a fines de 1976, con su elenco de demócratas furibundos defensores de la causa de los derechos humanos, terminaría por castigar y aislar a la Junta Militar, que sin embargo, se las arreglaría para frenar la embestida política de Patricia Derian & cía, apelando una vez más a la manipulación mediática de las clases medias argentinas, anestesiadas y negatorias de la feroz y anárquica campaña exterminadora emprendida por las cúpulas militares, policiales y parapoliciales, contra los dirigentes y militantes de izquierda, traicionados por el propio Partido Comunista. En efecto, los Echegaray, los Heller y demás líderes pactaron con la Junta por diversas razones y luego la URSS también lo haría en razón del apoyo cerealero y deportivo de Buenos Aires en 1980. Lo descrito cambiaría con Ronald Reagan en 1981, cuando muy brevemente, se inauguró un período de manipulación mutua entre Washington y los militares argentinos, supuestamente fervorosos anticomunistas, pero pronto se interrumpiría a propósito del caso Malvinas.



Por último, cabe indagarnos sobre la vigencia de una deuda pendiente, derivada de 1976, paradójicamente no mencionada entre las numerosas "deudas" internas que mantiene la Argentina, en el discurso inaugural del período legislativo, el pasado 1 de marzo, por parte del Ingeniero Macri, precisamente, víctima de lo que mencionaré a continuación, Esa deuda pendiente es la reforma de las fuerzas de seguridad e inteligencia en el país. Si se pretende combatir a flagelos transnacionales como el narcotráfico o el terrorismo, estas fuerzas policiales no sirven a tales propósitos. Manchadas por la corrupción, poco o nada profesionalizadas, sin objetivos claros y con demasiada autonomía del poder político -cabe subrayar que muy pocos políticos saben o conocen de tal temática policial-, el deterioro de estas fuerzas comienza en los años setenta, con la Triple A y luego, el Proceso, cuando la Policía Federal y ex jefes de la misma, se dedicaban a todo tipo de tropelías, desde robos y secuestros hasta negociados de lo robado, incluyendo hijos de personas "desaparecidas". La generación de esta densa red de violencia oscura, no institucionalizada pero bajo el amparo del poder político, que nunca supo o pudo ni quiso controlarla, sobrevivió a la democracia e incluso tuvo sus primeras exhibiciones públicas, con el secuestro del propio entonces empresario Mauricio Macri en 1991 a manos de la banda parapolicial de Aníbal Gordon. Si la seguridad e inteligencia de este país, sigue en manos de este tipo de mafias, la democracia argentina seguirá cojeando, porque las vidas y libertades de todos nosotros, incluyendo a quienes ocupan transitoriamente el poder, seguirá estando en peligro, como ocurrió el año pasado con el Fiscal Nisman.  

Por consiguiente, cuando los argentinos le reclaman a Estados Unidos por su autocrítica en el apoyo a algunos golpes militares en el Cono Sur, bien cabría preguntarse cuando la harán nuestras dirigencias, o sea, todos aquellos que actuaron de manera protagónica en aquellos tristes y violentos años sesenta y setenta y, continuaron tolerando o siendo cómplices de situaciones o actores nefastos en años posteriores. Porque en realidad, corresponde ser siempre concientes que la democracia llegó en 1983, producto del fiasco militar en Malvinas. De no haber intervenido la Premier Thatcher y haber provocado así la derrota de Galtieri en la guerra, bien cabe interrogarse si la adolescencia colectiva argentina, siempre a la espera de exculpaciones e irresponsabilidades, no se hubiera prolongado más allá de aquel año, generando un derrotero hasta el día de hoy, imprevisible.

Por esto y otras razones, ajenas al propósito de este desordenado artículo, agradezcamos y valoremos la visita del Presidente Obama, como la de cualquier otro Jefe de Estado, ya sin especulaciones ni expectativas desmedidas como en el pasado, pero sobre todo, reflexionemos concienzudamente sobre el 24 de marzo y nuestra propia responsabilidad colectiva como nación. Sólo así podremos madurar y aprender las lecciones de la historia, ser creíbles para el resto de los países y restaurar la confianza genuina de ellos en nosotros, sin esperar nada a cambio. Sobre tales cimientos, puede pensarse en una recuperación colectiva más profunda. 
Años 1978 y 1979:

Resultado de imagen para fotos los argentinos somos derechos y humanos

Resultado de imagen para fotos los argentinos somos derechos y humanos



Resultado de imagen para fotos los argentinos somos derechos y humanos

PAREJAS O HERMANOS QUE SON TERRORISTAS

miércoles, 23 de marzo de 2016

OBAMA Y MACRI - CONFERENCIA DE PRENSA



El discurso de Macri fue estructurado y puntual, acorde a su formación ingenieril: educación, empleo y narcotráfico. Definiendo a la actual, como la "sociedad del conocimiento", subrayó la relevancia de la formación y capacitación como medios para la inserción exitosa en el mercado laboral y profesional. En tal sentido, remarcó la sana envidia por una Estados Unidos, con 75 meses consecutivos de creación de empleo. Respecto al narcotráfico, hizo hincapié en las políticas de erradicación del flagelo y la colaboración y coordinación necesarias a tal efecto, con la Administración norteamericana.

Obama, si bien lamentó que serán Presidentes homólogos con Macri, apenas estos 9 meses, fue llamativamente más sentimental en su alocución y destacó la posibilidad de un esfuerzo y trabajos conjuntos, entre las burocracias de ambos países, más allá del final de su gestión. Declaró su admiración por el "apresurado" Macri, quien en 100 días, inclinó su gobierno hacia la rendición de cuentas, transparencia, atracción de inversiones, etc. En ese contexto y bajo este liderazgo, Argentina vuelve a tener la posibilidad de convertirse en el país líder que fue en el pasado, siendo un ejemplo para todo el hemisferio pero sobre todo, los países vecinos, en clara alusión a Brasil. Así como en el año 2005, tras la Cumbre de Mar del Plata, Brasil se erigió en el socio de la Estados Unidos de Bush (hijo), tras el "entierro" del libre comercio multilateral (ALCA) y la supervivencia del enfoque bilateralista, ahora es Argentina la que recobra cierta preponderancia al menos, simbólica, a través de las señales ofrecidas en estos primeros 100 días de la gestión Macri.  

Respecto al controvertido capítulo de golpes de Estado (40 aniversario del último en Argentina) y DDHH, Obama advirtió sobre la autocrítica norteamericana respecto al pasado y la madurez alcanzada hoy en las relaciones entre los países del continente en relación a esa triste historia. El Presidente americano citó el caso de Cuba, para demostrar que aun cuando hubieran valores e ideas diferentes de modelo social con la Administración Castro, se pueden expresar y disentir abiertamente y, ahora, con el objetivo claro de mirar al futuro, ya no al pasado. 

El final de la conferencia de Obama, tras sus citas a Borges, Cortázar y el mate, cuando estudiaba en la Universidad, fue un digno epílogo, demostrando así la coincidencia de valores comunes a ambos países, a pesar del distanciamiento de los últimos años. 

Sin estridencias, sin slogans, sin dogmas y, por el contrario, con una concepción pragmática y evolucionista de la relación bilateral, ambas conferencias ojalá preanuncien una nueva era de vínculaciones entre argentinos y norteamericanos, tras demasiados altibajos en la relación histórica.

EL TOWN HALL DE OBAMA CON LOS JOVENES EN LA USINA DEL ARTE


martes, 22 de marzo de 2016

BELGICA: EL ESCENARIO DE OTRO GOLPE DE ISIS

Atentado en Bruselas: 26 muertos en el aeropuerto y el metro

Cuando alguien se refiere a Bélgica, de inmediato, la apelación ilustra una imagen de pequeñez, homegeneidad y tranquilidad. Sin embargo, la realidad se encarga una y otra vez de contrarrestar esa percepción incial.

Estado federal, donde sus 11,2 millones de habitantes hablan tres idiomas (nederlandés, francés y alemán) convive un 60 % de flamencos y un casi un 40 % de valones, con vecinos históricos influyentes como Holanda, Francia y Alemania, el Reino de Bélgica cuenta con una monarquía constitucional y parlamentarista, que le ha acarreado no poca inestabilidad política. Tras las crisis y demoras en la formación de los gobiernos de Leterme en 2007-2008 (284 días) y Di Rupo en 2010-201 (540 días), en 2014, los belgas tardaron 139 días en ungir finalmente, al gobierno en forma de coalición cuatripartita (liberales valones, nacionalistas, democristianos y nederlandófonos), liderada por quien fuera el Primer Ministro más joven de la historia belga desde 1841, Charles Michel, hijo del ex Canciller belga y ex Comisario europeo, Louis Michel, casado con su ex asesora Amélie Derbaudrenghien, con quien no tiene hijos.




Pero Bélgica tiene otros dos significados políticos que contribuyen a pensar las razones de su elección como nuevo epicentro de los atentados terroristas de ISIS. Primero, su capital también lo es de la Unión Europea, sede de sus principales organismos y una usina de tecnócratas y funcionarios de primer y segundo nivel al organismo supratestatal mencionado. Europa representa el principal objetivo de ISIS considerando su necesidad no sólo de infundir miedo sino de provocar una especie de "Jihad" popular favorecido por el racismo y la xenofobia que desde hace un tiempo, se reproduce crecientemente en el Viejo Continente. El otro fundamento que permite unir la lógica de ISIS con Bélgica, es el hecho de que se trata de uno de los núcleos más relevantes de la inmigración norafricana y musulmana, sobre territorio europeo. En efecto, Bruselas cuenta con barrios enteros, fundamentalmente Molenbeeck-Saint Jean, cuyo 40 % es de origen musulmán (básicamente, marroquíes y turcos), contra un promedio de 10 % del país y, donde el pasado viernes, fue detenido Salah Abdeslam, uno de los cerebros de los atentados de París en noviembre de 2015. Precisamente, una eventual represalia contra esta mediática detención, pudo haber sido una de las causas inmediatas de los ataques de hoy.

Hace un año y dos meses, en este mismo blog, citábamos un buen artículo del Diario El País de España, sobre esta problemática.

A fines de febrero de 2015, también mencionábamos a Bruselas como "capital de Eurabia".

En esas barriadas europeas, donde además del consumo de hachís, proliferan la desesperanza, el hastío, el resentimiento y sólo -llámese- el fanatismo religioso o la reislamización logran quebrar esa angustiante inercia, ISIS encuentra no sólo sus reclutados sino los entornos apropiados para que su red de terror se consolide o expanda. Contra tales enemigos, la paranoia securitizadora, que vulnere libertades civiles; los cierres de fronteras y las  declaraciones políticas sobreactuantes de "guerras al terrorismo", no parecen ser las terapias más adecuadas. En cambio, políticas públicas que mejoren sustancialmente la calidad de vida de los inmigrantes, sin condenarlos a "ghettos" urbanos; una mejor coordinación de la inteligencia antiterrorista; una cultura cívica que promueva un sincero diálogo interreligioso y un rol más político y mucho más sabio y prudente de las potencias en el Medio Oriente, entre otros sentidos, con la finalidad de acrecentar las oportunidades de vida y progreso en tales regiones, pueden constituir sí, el mejor antídoto contra la nostalgia de los califatos y así, permitir que Bélgica y toda Europa recobren su tranquilidad placentera.







miércoles, 16 de marzo de 2016

LA ENCRUCIJADA BRASILEÑA

Joel Silva/Folhapress

Mientras en Argentina, la corrupción kirchnerista desfila por las cámaras de TV, con filmaciones grabadas y conocidas ya hace largos años y los Jueces, recién con este nuevo gobierno, se animan tímida y lentamente a citar apenas a algunos de los involucrados,por cierto, de menor jerarquía en la escala del poder político y económico, en Brasil, además de un "impeachment" que amenaza a Dilma, un Juez, como Sergio Moro, pone en jaque no sólo a buena parte de los empresarios ligados al poder del PT, sino a Lula Da Silva, el "padre de la criatura" de la nueva izquierda latinoamericana, que supuestamente hace más de 30 años, saltaba de la arena sindical a la partidaria, para luchar contra la desigualdad social. 

Una vez más -ya abundan los malos ejemplos-, queda ratificado que una reputación de obrero pobre y analfabeto, no garantiza honestidad pública. Por supuesto, la izquierda latinoamericana -y brasileña en particular, especialmente la "intelectual", defenderá a su líder hasta el final, acusando a los "medios hegemónicos" y los "poderes concentrados" por semejante embestida política.

Hoy, el descubrimiento y difusión de escuchas telefónicas donde un descarado Lula, se burla del máximo tribunal de justicia federal brasileña y ratifica su necesidad de "blindaje" por parte de Dilma, aceptando el cargo de Jefe de Gabinete, lanzó por segunda vez en cuatro días, a las calles, a una clase media indignada ante semejante impunidad. 

Recuerdo que hace tres años, también la clase media argentina salió a protestar contra la intención reeleccionista de CFK y de esa manera, comenzó el descenso del poder del kirchnerismo. Las redes sociales y las nuevas tecnologías comunicacionales, grandes protagonistas de estas manifestaciones de insatisfechos, no pueden ser ya subestimadas en el análisis político, sobre todo, en sociedades de países emergentes. 

Más allá del destino del binomio Lula-Dilma, la incógnita es cuál será el futuro político de Brasil, porque todo el sistema político está en jaque. A la manera de la Italia de la Tangentópolis pre-Berlusconi, la red de corrupción alcanza también a la oposición institucionalizada, en un Brasil que ya juzgó y expulsó del poder a un ex Presidente (Collor de Melo) por corrupción en los noventa pero que además, tuvo y soportó en silencio, a una dictadura militar ferozmente represiva desde 1964 hasta 1985. Sólo el liderazgo de un "outsider" que hoy no se constata, podría sacar de modo transitorio y acelerado de este verdadero caos judicial y ético, al país líder del Mercosur, aunque una vez más, tampoco ello garantiza una reinstitucionalización más saludable que la actual.

Andressa Anholete/FramePhoto/Folhapress

JOHN KASICH, THE REAL OPTION AGAINST TRUMP...AND HILLARY

If Republicans Want a Remote Chance of Winning, They Should Get Behind John Kasich

FORTUNE,  
 

The Ohio governor stands the best shot at appealing to moderates, which the GOP needs to win.

The Republicans are damned if they nominate Donald Trump, but only possibly damned if they don’t.
Governor John Kasich’s big primary win in his home state of Ohio on Tuesday night has increased the likelihood that none of the remaining Republican presidential candidates will have the votes necessary to win the nomination going into the Republican National Convention this summer. So, it is looking likely that the delegates at the convention will end up picking the nominee themselves.
In considering a candidate, the delegates will need to choose the person who best represents the views and values of the GOP, as well as someone who could take on and actually stands a chance at beating the Democratic nominee in the general election. While the delegates could technically nominate anyone they want, if they were to focus solely on the remaining candidates, they would bewise to choose Governor John Kasich.
While Governor Kasich will probably enter the convention with the least amount of delegates among the two remaining Republican candidates, Donald Trump and Texas Senator Ted Cruz, he stands head and shoulders above both in terms of experience and electability. Despite his lackluster showing in the primaries, Kasich is the only Republican candidate left in the race who has consistentlyshown in poll after poll that he can beat Hillary Clinton in the general election—and do it by a healthy margin.
Kasich’s positive campaigning and record of fiscal discipline play well with voters of the “mighty middle,” which is made up of moderate Republicans, conservative (‘blue dog’ or Reagan) Democrats, as well as independents and the chronically undecided.
Winning the mighty middle is imperative for Republicans given the numbers. There are 41.5 million registered Democrats and only 30.5 million registered Republicans. So whoever ends up being the GOP nominee not only needs to turn out the party base in large numbers, they also need to win over the majority of the mighty middle, and even perhaps a few moderate Democrats as well.
It is difficult, if not impossible, to see either Trump or Cruz doing well with moderate voters, let alone winning them over. Many Republicans seem to relate to Senator Lindsey Graham of South Carolina, who said on the campaign trail in January that a choice between Trump and Cruz is like “being shot or poisoned.”
Cruz is by far the least electable of the two. The Texas senator takes pride in being an uncompromising religious zealot which, while great for the far right fringes of the Republican party, isn’t as attractive to moderates, let alone any voting bloc further to the left, which Cruz must win to have a shot at the White House. Cruz’s policy of undoing practically everything the Obama Administration has done over the last eight years may have played well with some, but it won’t do as well with moderate and conservative Democrats, especially those who are not religious. Furthermore, his tax plan is highly regressive, which is a turn off to conservative Democrats and low income voters. It would also add trillions of dollars to the national debt, which will not please fiscal conservatives, many of whom are Republican Party members. 
If it weren’t for the handful of right-wing billionaires who initially seeded his campaign with eight-figure contributions, Cruz would have never been able to raise the funds to run (thanks, Citizen’s United). If Cruz is the Republican Party’s nominee, Clinton would likely obliterate him in the general election.
To be sure, mighty middle voters have placed a few radical ideologues, like Cruz and Trump, into the White House over the years. But they have only done so when the economy was in serious trouble, which, despite all the chatter this election cycle to the contrary, really isn’t doing that poorly at the moment. Indeed, the stock market is strong and relatively stable, interest rates are low, credit is easy to access, unemployment is below 5%, and inflation is basically at zero.
Could the economy be doing better? Sure, economic growth has been anemic for a while, but it doesn’t appear as if the country is headed into a recession anytime soon. And while wages haven’t grown as fast as some would like (have they ever?), it isn’t crushing the purchasing power of Americans, as both inflation and gasoline prices remain relatively weak.
Despite the facts, though, Trump, has been trying to appeal to voters in the middle by playing fast and loose with the truth on the state of the economy. For example, Trump often tells voters in his stump speeches that the unemployment rate is far higher than what the government claims:
“Don’t believe those phony numbers when you hear 4.9% and 5% unemployment,” Trump told supporters in a victory speech following his win in New Hampshire. “The number’s probably 28, 29, as high as 35. In fact, I even heard recently 42%.”
Those numbers are beyond ludicrous. Even during the Great Depression, unemployment in the U.S. never topped 25%, let alone 42%. While there are many other ways to measure unemployment, the highest official rate (U6), which includes marginally attached workers and those working part-time for economic reasons, comes in at only 9.7%. Politifacts reviewed Trump’s quote and came to a similar conclusion, noting that the New York business man’s claim was “Pants on Fire,” meaning that it was a total and outright lie.
Nonetheless, Trump has been somewhat successful in convincing at least a few Americans that the economy is in dire straits. He does this not with facts but by saying that the nation’s leaders (the Obama Administration) are stupid. His merciless attack on free trade, foreigners, migrant workers, and undocumented immigrants have served him brilliantly. It has allowed him to play on the fears of a minority of white Americans who, and let’s just be honest here, aren’t fans of the growing racial diversity within the American population.
The truth is, only a small (very small) minority of Americans have recently lost their jobs to an immigrant or live in fear of losing their job to a foreigner in the wake of some errant trade deal. Consider some of the states where Trump has won big, like those in the deep South. It is strange how voters in these states identify with losing manufacturing jobs to Mexico when the number of such jobs are on the rise all across the region. For example, since 2010, Alabama’s manufacturing workforce has grown by 20,000, while those in Georgia, Tennessee, and South Carolina have grown by around 40,000 each. Ironically, many of these jobs have come courtesy of foreign automakers, like Mercedes, Hyundai, BMW, and Volkswagen, which have set up plants in the region to sell cars to Americans. Something else is clearly “angering” these voters.
Trump’s economic message ultimately rings hollow, while his other messages appeal to a small minority of Americans who still rue the day that President Lyndon Johnson betrayed the South and signed the Civil Rights Act of 1964. While you will find fans of Trump’s message everywhere in the country, they aren’t concentrated in large enough numbers in the swing states Republicans need to win to counter Hillary Clinton. Those conservatives who are unhappy with Trump’s message simply won’t come out and vote while the vast majority of those in the mighty middle will come out and vote for anyone who isn’t Trump. It would be a political bloodbath for Republicans and Hillary Clinton will be the beneficiary.
The only way the Republicans can salvage this election cycle is by supporting a moderate conservative, like John Kasich. The economy simply isn’t bad enough to warrant a radical shift to the right or the left. Furthermore, the Republican delegates at the convention should not fear Trump breaking away and forming a third party with his supporters. They should instead welcome the schism and say, “good riddance.” Catering to that vocal minority is the reason why the Republican Party is losing. It has alienated scores of conservatives who are embarrassed to identify themselves as Republicans. The conservatives lost in the middle will only come back to the party if it takes a strong line against the intolerance Trump has espoused. At this point, Kasich is the only Republican candidate who can bring his party members together.

MACRI-CONGRESO-HOLDOUTS: HACIA UN CONSENSO INEDITO?

El saludo de Sergio Massa y el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot

Fue el primer test legislativo del nuevo gobierno de Macri y resultó exitoso, incluso superando las expectativas iniciales de la especial coalición de Cambiemos. Sin adictos en las calles, incluso con opositores extrañamente unidos como ATE, Quebracho y La Cámpora, no sólo fue un triunfo a propósito del tema del nuevo -ojalá, el último- arreglo con los holdouts, sino además, implicó la derrota del proyecto de consulta popular que el kirchnerismo desgajado o residual, pretendió impulsar. 

Los votos de Cambiemos, más los del Frente Renovador de Massa y el Bloque Justicialista, el desprendimiento postK de Diego Bossio, contaron con el inesperado apoyo de otras decenas de diputados que se sumaron a la iniciativa oficialista. El resultado no sólo es un triunfo político coyuntural de un gobierno del cual se desconfiaba hasta ayer, cómo lograría articular apoyos legislativos sin una mayoría clara, con la especulación lógica del recurso habitual al decretismo, visión simplificada de algunos polítólogos y sociólogos vernáculos. 

allá de la temática y las hipótesis en torno al resultado final de la negociación en New York, representa la posibilidad de un nuevo y diferente consenso, con el Congreso como protagonista, algo bastante inédito en la joven democracia argentina post 1983. Al más puro estilo parlamentarista, las negociaciones de último momento, emprendidas por los funcionarios del Ejecutivo y los líderes de bancada, realizando sabias concesiones como los límites a la posibilidad de relitigar contra el país, por parte de los holdouts o no usar la nueva deuda para gasto corriente, revelan una sorprendente virtud de la clase dirigente argentina. Como solía afirmar Enrique Szewach, ésta cobra "sensatez al borde del abismo". Ojalá se torne habitual y hasta se haga crónica, porque no habrá precipicio y sí mucha normalidad, si existe cordura. En un país donde se habla recurrentemente de recuperar la memoria histórica, nunca hay que olvidar que en ese mismo recinto sagrado de la democracia, se votó y aplaudió un fenomenal default (a extranjeros y connacionales) hace apenas 14 años. 

La Cámara de Diputados le dio media sanción al acuerdo con los holdouts



domingo, 13 de marzo de 2016

EURNEKIAN, 83 AÑOS, EL EMPRESARIO SIEMPRE VIGENTE


El patrón de los aeropuertos del sur

El argentino Eduardo Eurnekian gestiona 53 terminales en el mundo

Buenos Aires, DIARIO EL PAIS, MADRID, 


Flota de aviones de Aerolíneas Argentinas en el aeropuerto Jorge Newbery, Buenos Aires. Eduardo Eurnekian, porteño de 83 años, es dueño de la cuarta fortuna de Argentina, unos 2.200 millones de dólares, según la revista Forbes. De familia armenia, sus padres instalaron una fábrica textil en el país sudamericano, pero la crisis económica tras la última dictadura militar (1976-1983) la llevó a la quiebra. Eduardo Eurnekian apostó después por la incipiente industria de la televisión por cable, que se expandió en Argentina a un ritmo acelerado respecto de otros países latinoamericanos y algunos desarrollados. Entre 1994 y 1997, vendió su participación en su empresa, Cablevisión, y a partir de entonces construyó su grupo actual, Corporación América, basado en cuatro divisiones principales: aeropuertos, agroindustrial, nanotecnológica y energética.

Eurnekian, dueño del 90% del grupo, pretende sacar a la Bolsa de Nueva Yorkeste año esas cuatro unidades de negocio, incluida aquella que controla la mayor cantidad de aeropuertos del mundo, aunque están lejos de ser los que más tráfico mueven. “Estos son cuatro campos en los que uno fue probando para seguir la evolución del mundo de los negocios. Por ejemplo, era interesante entrar en los aeropuertos en la década del 90 porque la apetencia ahora por ese sector es cada vez mayor. Me interesa la biotecnología para mejorar la calidad productiva de la agricultura y los animales. Vos ‘tenés’ que ir olfateando cuáles van a ser los grandes desafíos del futuro”, expone Eurnekian en sus oficinas en Buenos Aires.
La Corporación América facturó en 2015 unos 2.800 millones de dólares en 11 países, tanto latinoamericanos como europeos. Cuenta con 13.000 empleados, de los cuales 5.200 están en Argentina. Gran parte del negocio, unos 1.800 millones de ventas, proviene de los 53 aeropuertos que Eurnekian tiene en el mundo, la mayoría en Argentina, pero también en Brasil (incluido el de Brasilia), Uruguay, Ecuador, Armenia, Italia y Perú.

Concesiones dudosas

En 1998, Eurnekian ganó la concesión que el entonces Gobierno de Carlos Menem le dio de 35 aeropuertos, incluidos los dos de Buenos Aires, por el que circula el 90% del tráfico aéreo nacional. Cinco años más tarde, el expresidente Néstor Kirchner le reclamó una deuda que le debía al Estado por la concesión. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, según sus siglas en ingles) llegó a pedir al Gobierno argentino que rescindiera el contrato porque la empresa Aeropuertos Argentina 2000 cobraba las tasas más altas del mundo a las líneas aéreas pese a que “sus sistemas de equipajes e informático eran piezas de museo”. Kirchner renegoció en 2007 la gestión de los aeropuertos con un acuerdo que implicó, según diputados opositores, una condonación de parte de esa deuda. El convenio también derivó en inversiones para ampliar y modernizar los aeropuertos y una reducción de la tarifa que cobraban a las líneas aéreas.
La división agroindustrial abarca 100.000 hectáreas en Argentina, incluidas las de la Bodega del Fin del Mundo (con 870 hectáreas) y las dedicadas a 20.000 cabezas de ganado. La de energía comprende desde una gran planta de biodiésel en Argentina y parques eólicos en Uruguay hasta una petrolera presente en diversos países latinoamericanos, Compañía General de Combustible (CGC). La división nanotecnológica produce semiconductores y otros productos en Argentina y Brasil. Además, Eurnekian tiene en Armenia de un banco y la concesión del correo oficial y en Argentina gestiona 1.200 kilómetros de carreteras, incluida la que une Buenos Aires con Mar del Plata.
El secreto de Eurnekian para elegir en qué negocio invertir radica, “primero, en estar informado”, según reconoce. Pone como ejemplo la evolución del precio del petróleo. En su opinión, resultaba “obvio” que el crudo se abarataría como lo hizo después de la fuerte inversión que EE UU hizo en los hidrocarburos de esquisto. “A mí nunca me obnubiló el shale (esquisto) en Argentina, pese a que tenemos los segundos recursos del mundo. Eso será para el futuro, pero hoy tenemos mucho petróleo convencional a precios razonables. No creo haberme equivocado. Para el shale se necesitan ingentes inversiones. Por eso no tenemos nada en Vaca Muerta [principal formación de esquisto de Argentina, situada en la Patagonia], ahí solo tenemos la bodega”, bromea.
A la actividad agroindustrial, este empresario octogenario la llama “geriátrica”, pero espera conseguir una renta por la “biogenética y la mejora de las semillas para plantarlas en condiciones más adversas”, pero también por la infraestructura. “De nada me sirve tener una Pampa húmeda que se extiende 1.500 kilómetros al norte y otros 1.500 al sur si tengo un sistema de transporte ineficiente. Entonces estos productos van de la mano de una importante inversión logística. Hay que modernizar una red ferroviaria extraordinaria que se hizo hace más de 100 años, pero que ha quedado obsoleta”, afirma.