Entrada destacada

viernes, 12 de diciembre de 2014

ITALIA: PROTESTAS SINDICALES CONTRA RENZI

Los principales sindicatos desafían a Renzi con una huelga general

Dos de las tres centrales sindicales han convocado la protesta contra la reforma laboral

 Roma DIARIO EL PAIS, MADRID12 DIC 2014 

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, afronta este viernes su primera huelga general, convocada por dos de los tres principales sindicatos del país, y movilizaciones en la mayoría de ciudades italianas contra las políticas de su Gobierno. Están llamados a secundar esta huelga todos los trabajadores del sector público y privado para protestar por las medidas que pretende poner en marcha el Partido Democrático (PD, en el Gobierno), principalmente en materia económica.
En el centro de las reivindicaciones está la reforma laboral que, según Renzi, fomentará la contratación, pero que ha levantado ampollas entre los trabajadores y en su propio partido. Las críticas se dirigen especialmente a la modificación que contempla este proyecto sobre el Artículo 18 del Estatuto de los Trabajadores que protege a los profesionales de empresas con más de 15 empleados contra los despidos improcedentes.

REUTERS LIVE!
Según el sindicato italiano mayoritario y principal impulsor del paro, la CGIL, "la Ley de Empleo (conocida en Italia como Jobs Act) y la Ley de Estabilidad no contienen medidas para revitalizar el trabajo y la economía". Una opinión que comparte la otra central convocante, Uil, que solicita al Ejecutivo la modificación de unas medidas que resultan "absolutamente insatisfactorias para los que demandan un empleo".
Están previstas 54 manifestaciones en las grandes ciudades, desde Nápoles, Palermo o Reggio Calabria (sur) hasta Venecia, Turín o Florencia (norte), pasando por Roma o Terni (centro).El lema: "Así no se puede. Tenemos propuestas concretas para cambiar Italia", una frase con la que ambas organizaciones harán un llamamiento a los empleados para que reivindiquen políticas concretas que reactiven la inversión y la creación de puestos de trabajo. Pero también que permitan que la reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a quienes ganen menos de 24.000 euros al año se extienda a los pensionistas, según un comunicado de Uil.
El paro general comenzará a primera hora de hoy y durará unas ocho horas, aunque cada ciudad ha establecido su propio inicio. Por ejemplo, en Roma el sector del transporte público se adherirá sobre las nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde, mientras que en Milán el paro empezará a la misma hora aunque finalizará a las siete de la tarde.
Finalmente podrán participar en la huelga los profesionales del sector público ferroviario, según anunció ayer el ministro de Infraestructuras y Transportes italiano, Maurizio Lupi en un comunicado. Lupi había prohibido a estos empleados adherirse al paro para "proteger los derechos constitucionales de los ciudadanos", aunque recibió las críticas de los sindicatos.
"La coherencia demostrada por parte de los sindicatos que han reducido el final de la huelga hasta las 16:00, en vez de a las 17:00 (...) y la tranquilidad para [la compañía ferroviaria] Trenitalia que causará menos molestias a los ciudadanos me han permitido revocar la medida de prohibición" para estos trabajadores.