Entrada destacada

sábado, 14 de febrero de 2015

BOKO HARAM SE EXPANDE

Boko Haram lanza su primera ofensiva en Chad

Los yihadistas atacan un campamento con miles de refugiados nigerianos

Dakar, DIARIO EL PAIS, MADRID,  13 FEB 2015


Por primera vez, el grupo terrorista nigeriano Boko Haram ha lanzado un ataque en territorio de Chad. Ocurrió durante la noche del jueves al viernes, cuando una treintena de yihadistas cruzó el Lago Chad a bordo de grandes piraguas a motor hasta llegar al pueblo de Ngouboua. Allí, según el Ejército chadiano, asesinaron al menos a cuatro personas, entre ellas el jefe local y un militar, y causaron un número indeterminado de heridos. Esta incursión en Chad se produce cuatro días después de que la secta islamista radical hiciera público un vídeo en el que su líder, Abubaker Shekau, amenazaba con responder con más violencia a la creación de una fuerza militar conjunta integrada por Chad, Níger, Camerún, Nigeria y Benín para tratar de frenar su avance.
En Ngouboua, el pueblo atacado, habían encontrado refugio en las últimas semanas algo más de 3.000 nigerianos, tras huir precisamente de los ataques de la secta radical. El lugar ha quedado parcialmente destruido por la acción de Boko Haram. Los terroristas procedían de Baga, en la ribera nigeriana del lago, y no sólo atacaron Ngouboua, sino también un campamento militar cercano. La aviación chadiana respondió de inmediato al ataque y destruyó las embarcaciones en las que viajaban, aunque no se ha informado de bajas entre los yihadistas, a los que persiguen aún.
Con esta ofensiva, Chad se convierte en el tercer país, además de Nigeria, que ha sufrido ataques de Boko Haram en las últimas semanas. La situación es de máxima tensión en el norte de Camerún, donde en los últimos días la secta ha secuestrado a mujeres y niñas. También en el sureste de Níger, en concreto en la zona de la ciudad fronteriza de Diffa, que ha sido objeto de cuatro incursiones de la secta esta semana; una de ellas contra la cárcel en la que se encontraban decenas de presuntos terroristas. Unos 200 yihadistas han muerto en estas acciones y un líder de la organización, aseguraron ayer las autoridades de ese país, ha sido detenido.
Hasta ahora, Boko Haram se había aprovechado de la porosidad de las fronteras y de la ineficacia del Ejército nigeriano para campar a sus anchas en el noreste de Nigeria, llegando a controlar una quincena de localidades y un territorio de unos 20.000 kilómetros cuadrados que la secta ha proclamado como un nuevo califato. Pero los ataques son cada vez más devastadores en el norte de Nigeria y Camerún desde principios de enero. Algo que ha motivado la creación de una fuerza militar conjunta de 8.700 efectivos por parte de la Unión Africana (UA). Y, a diferencia de lo sucedido en Malí hace tres años, los países africanos no parecen dispuestos a esperar. Chad ya ha movilizado 2.000 soldados en la zona, situada a unos 50 kilómetros de su capital, Yamena, y Camerún está reforzando sus posiciones en el norte del país. Mientras, el Parlamento de Níger aprobó esta semana por unanimidad el envío de 750 soldados para combatir a los terroristas.