Entrada destacada

sábado, 14 de octubre de 2017

EL SECESIONISMO CATALAN ES HIJO DE LA TRANSICION ESPAÑOLA



Cuando se realizó la transición política española, una de las cartas con las que negociaron los grandes partidos (PSOE y PP), fue la catalana. 

Negociaron con el partido Convergencia i Unió de Jordi Pujol, su poder alternativo, para ganar las bancas necesarias y consolidar sus gobiernos respectivos. No se preocuparon en aquel momento, por la corrupción del pujolismo en Cataluña ni mucho menos por la creciente efervescencia independentista. A cambio, hicieron todo tipo de concesiones en el marco de la autonomía catalana, lo cual generó expectativas desmedidas que sobre todo, después de la crisis financiera de 2008-2009 y una torpe decisión posterior del Tribunal Constitucional, no hicieron más que crecer durante los períodos de la Generalitat de Artur Mas y Carles Puigdemont. 

Por todo ello, lo que hemos visto en las últimas semanas en Cataluña, es el resultado indirecto del cinismo de la clase dirigente bipartidaria madridista.