Entrada destacada

sábado, 8 de abril de 2017

SUECIA: OTRO NIDO EUROPEO DEL TERRORISMO ISLAMISTA


Angered, el barrio sueco que exporta yihadistas


 

  • Se calcula que 300 suecos han marchado a combatir en Siria e Irak, cien de ellos partieron del barrio sueco de Angered.
  • En este barrio reside la segunda generación de musulmanes suecos. A diferencia de sus progenitores ellos se sienten discriminados y fuera del sistema.
Los cadáveres permanecían en el piso mientras las fuerzas de seguridad terminaban las pericias foto: Reuters
Suecia, ese Estado pacífico que ha sido durante mucho tiempo un refugio seguro para aquellos que huyen del conflicto es ahora un exportador de yihadistas. Se calcula que más de 300 personas se han marchado a combatir a Siria e Irak, convirtiendo a Suecia en uno de los mayores exportadores de yihadistas en Europa.
Entre las ciudades con mayor presencia de elementos radicales está Gotemburgo donde se lleva a cabo la mayor parte del reclutamiento para la yihad. Con una población de poco más de medio millón, esta ciudad portuaria y antigua potencia industrial ha visto cómo al menos 100 hombres y mujeres se han ido para enrolarse en las filas de los yihadistas.
También es una de las ciudades más diversas del país: un tercio de la población tiene orígenes inmigrantes, muchos musulmanes, y en concreto, en el suburbio de  Angered, la proporción supera el 70 por ciento. Entre ellos, algunos de los 160.000 personas que pidieron asilo en Suecia el años pasado. En este contexto, el barrio de Angered es ya conocido por ser el Molenbeek de Suecia.
Según publica la BBC, algunas partes son clasificadas como "vulnerables", lo que en la terminología de la policía sueca indica una ruptura de la ley y el orden. Hay acusaciones de que hostigan e intimidan a las personas, muchas veces mujeres, por la forma en que se visten y por ir a fiestas con música y baile, lo cual consideran prohibido por el Islam.

 

Angered, una olla a presión 

Dos tercios de los niños han abandonado la escuela cuando alcanzan los 15 años, y el desempleo está en el 11 por ciento, elevado para los estándares suecos. Suburbios como Angered se han convertido en ollas a presión del descontento.
En este barrio reside la segunda generación de musulmanes suecos. Hijos de refugiados que huyeron de las guerra. A diferencia de sus progenitores ellos se sienten discriminados y fuera del sistema, lo que sería uno de los motivos por los que se enrolan en la yihad.