Entrada destacada

viernes, 10 de junio de 2016

VIKTOR KORCHNOI: ADIOS AL CAMPEON MORAL DEL AJEDREZ

Murió Viktor Korchnoi, el gran maestro que huyó del comunismo y fue un campeón sin corona en el ajedrez
Una de las grandes figuras de la historia del ajedrez falleció en su casa en Suiza; tenía 85 años y había padecido dos ACV entre 2012 y 2015
Por Carlos A. Ilardo | Para canchallena.com, DIARIO LA NACION, 6 DE JUNIO DE 2016.
En su hogar en Wohlen, un punto en la geografía suiza, en la tarde del lunes 6 de junio, ese corazón, maltrecho y cansado después de 85 años de intensos latidos dijo basta. Y con él también ese hombre, que como nunca antes cayó rendido. El gran maestro y una de las grandes leyendas de la historia del ajedrez,Viktor Korchnoi, falleció tras una larga enfermedad que lo llevó a un estado de vida casi vegetal, sordo y postrado en silla de ruedas, tras padecer dos ACV entre 2012 y 2015.
Nacido el 23 de marzo de 1931, Víktor Korchnoi sintió el rigor de la invasión nazi y el sitio a Leningrado, su ciudad natal, en 1941; sin madre ni padre, vivió bajo el cuidado de su abuela (Elena Alekseeva) y su madrastra (Roza Abramovna). "Mis padres se separaron cuando tenía dos años; él (Lev) falleció durante un bombardeo alemán y mi abuela, que se ocupó de mi crianza, murió en 1942. Un vecino me ayudó a empujar el trineo que llevaba su cuerpo hasta el cementerio de Volkovy. Caminaba un kilómetro diario para conseguir agua de un agujero en el hielo del río Neva; la comida era muy escasa y utilicé las planillas de racionamiento de los muertos para conseguir alimentos; cambié pan por leña para protegerme del frío. Cuando la hambruna nos alcanzó, mi gato Macheck desapareció de la casa", recordó a La Nación durante una charla telefónica con motivo de los festejos de su cumpleaños N°80, en 2011. Es que el gran maestro, que había conquistado 4 campeonatos soviéticos y 5 suizos (su segunda patria), dos subcampeonatos mundiales y ganado el Mundial Seniors en 2011, mantuvo siempre un cordial trato con La Nación tras sus gratos recuerdos de su paso por la Argentina.
"Fue muy importante el apoyo del diario La Nación para que yo jugara en Buenos Aires el match por la semifinal del ciclo Candidatura ante Polugaievsky", recordaba el Korchnoi sobre su duelo realizado en agosto de 1980 en el teatro Premier de la avenida Corrientes, donde se impuso por 7,5 a 6,5, y le permitió ser nuevamente aspirante al título mundial en poder del ruso Karpov. 
De sus cinco visitas al país (la última fue en 2001 para el magistral Najdorf), Korchnoi mantenía un especial recuerdo de la primera. "Nunca me podré olvidar de la primera vez jugué en Buenos Aires; se trató un magistral en 1960, el que gané ante fuertes jugadores, incluso participó Bobby Fischer, pero con el premio en efectivo que recibí, a mi regreso a la URSS me pude comprar mi primer juego de dormitorio. Mi vida era muy austera por aquellos años" contó el ajedrecista que disputó más de 5000 partidas en sus 70 años de carrera.
La fuerza física y ajedrecística de Korchnoi, conocido también como "Víctor el terrible" alcanzó uno de sus máximos puntos cuando en febrero de 2011, con casi 80 años, participó en Gibraltar, en el Open más fuerte del mundo, ante 232 jugadores, de los cuales a muchos de ellos cuadruplicaba en edad, y finalizó 39° con 6 puntos sobre 10 posibles. Entre sus vencidos estuvo Fabiano Caruana, por entonces de 18 años y N°20 del mundo, y hoy convertido en uno de los principales sucesores del campeón mundial, Magnus Carlsen.
Cuando se le consultó si se había sorprendido por su labor en Gibraltar, el legendario maestro refutó, "no, para nada; no me gustó mi actuación pero lo haré mejor el año próximo. ¿la diferencia de conocimientos con mis rivales?, ellos son jóvenes y estudian con las computadoras y mis conocimientos son esencialmente sin la máquina, por eso mi comprensión es más profunda. El uso excesivo de la computadora pacifica al cerebro humano, lo calma".
Así era el hombre, cuya odisea de vida -para huir de la URSS aprovechó su participación en un torneo holandés (IBM) en 1976 para solicitar asilo- originó el guión de la película La diagonal del alfil (Oscar a la mejor película extranjera, 1984) y la ópera rock "Chess" (de fuerte convocatoria en Londres y Nueva York), el que pudo ser también actor, músico y profesor. "Abandoné mis estudios de música porque en casa no teníamos piano ni lugar para practicar. Quise ser actor, pero mi mala pronunciación del ruso me bajó del escenario. Y pude ser profesor pero el ajedrez me salvó de ello; hoy viviría en Siberia enseñando la historia de mi país. Pensándolo bien, ya no me quejo, no me ha ido nada mal con este juego", remató en la última charla.
En compañía de su mujer, Petra Leewerick, amante, secretaria y centinela de sus promesas de amor desde hace más de 40 años, Víktor Korchnoi decidió ejecutar hoy su último movimiento, una jugada que desafía al tiempo frente a las celadas del olvido.