Entrada destacada

viernes, 13 de noviembre de 2015

LE PLUS IMPORTANT EVENEMENT TERRORISTE A PARIS, DEPUIS LES ATTENTATS A NEW YORK

Au moins 18 morts (mais sans doute beaucoup plus): c'est le premier bilan d'une série d'attaques simultanées dans les Xe et XIe arrondissements de Paris, ainsi qu'autour du stade France, où se déroulait le match France-Allemagne.

En un país como Francia, bajo alerta máxima desde enero pasado (recuérdese Charlie Hebdo), al menos, siete ataques simultáneos con enorme sincronización y preparación logística previa, sobre centros poblados -distritos (arrondissements) 10 y 11 de París- y lugares emblemáticos y concurridos en un viernes otoñal agradable: una sala de conciertos con una banda californiana, un restaurante americano de comida rápida y otro camboyano y hasta un amistoso internacional de fútbol entre las poderosas selecciones nacionales, la local y la alemana, campeona mundial, con el Presidente Hollande (evacuado) en el Stade de France. Tras Torres Gemelas, Atocha y Londres, este ataque de París, con 127 muertos, tres centenares de heridos (80 graves) y durante un breve lapso, un centenar de rehenes, que deparó una larga y angustiosa noche al estilo del ataque al Teatro Dubrovka en Moscú de 2002, puede haber significado el debut de la reciente y siniestra alianza entre la revigorizada Al Qaeda y la muy vigente ISIS, lo cual pondría en jaque, una vez más, todo el sistema de seguridad europea y occidental en pleno corazón de Europa. Resulta claro, que el ataque tiene como núcleo central, la demostración de fuerza por parte de las células terroristas, en represalia por la operación aérea de franceses en Siria.

Los servicios de rescate cerca de los cuerpos cubiertos fuera de un restaurante Tras un tiroteo en París, Francia, 13 de noviembre de 2015. REUTERS / Philippe WOJAZER


Investigadores de la Policía francesa trabajan en el exterior de uno de los establecimientos atacados durante los atentados yihadistas de París. REUTERS